23 April, 2012

Formación en competencias: un factor clave de empleabilidad

El desarrollo de competencias transversales por parte de los alumnos universitarios supone, debido a las características del nuevo mercado laboral, un factor clave de empleabilidad. En este contexto, se llevan a cabo los Cursos E-Learning de Desarrollo de Competencias del Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC), en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en un intento por mejorar las expectativas de inserción laboral de los universitarios.

Virginia Arranz Monje, David Aguado García, Ana Valera Rubio

Instituto de Ingeniería del Conocimiento. Universidad Autónoma de Madrid.

El desarrollo de competencias transversales en el contexto universitario constituye un objetivo claro a conseguir dentro del marco del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). El motivo principal reside en las exigencias del actual mercado laboral surgido de la globalización, los imparables avances tecnológicos, la nueva configuración empresarial, la flexibilidad, y el diseño de nuevos puestos de trabajo. Bajo este paradigma, recientes demandas en el empleo exigen habilidades en los empleados no contempladas en el tradicional sistema educativo.

Según la OIT1 , el término «empleabilidad» se refiere a las competencias y cualificaciones transferibles que refuerzan la capacidad de las personas para aprovechar las oportunidades de educación y formación que se les presentan, con miras a encontrar y conservar un trabajo decente, progresar en la empresa o cambiar de empleo, y adaptarse a la evolución de la tecnología y de las condiciones del mercado.

Tras las características citadas acerca del nuevo mercado laboral y ante esta conceptualización, parece que el sistema educativo resulta insuficiente, ya que existe un vacío importante entre las necesidades reales del mercado y las habilidades no técnicas que tienen los recién licenciados cuando abandonan la universidad.

Claramente, el concepto de cualificación ha sufrido un cambio importante. La formación universitaria tradicional centraba sus esfuerzos en cualificar técnicamente a los estudiantes de cara a poder desempeñar un puesto de trabajo. Ahora, esto es condición necesaria pero no suficiente para la empleabilidad de los mismos. Así, de todos los aspectos, conceptos y valores que pueden justificar una razón para emplear a una persona la cualificación técnica o profesional es sólo una.

En cualquier profesión, además de los conocimientos y procedimientos que permiten a la persona desempeñar correctamente su trabajo, se requieren en la actualidad una serie de habilidades como, por ejemplo, saber trabajar en un equipo multidisciplinar, convencer a un cliente, negociar eficazmente, innovar y crear valor en la empresa, adaptarse a continuos cambios, etc.

Esta evolución del concepto de cualificación implica la formación en competencias como factor clave de la empleabilidad. Por tanto, las competencias transversales suponen para el universitario una cualificación integral que le permiten no sólo saber hacer, sino también, querer y poder.

Las definiciones iniciales de competencia en el contexto de la GRH definen éstas como “características o habilidades de la persona que le permiten desarrollar acciones con el resultado de un rendimiento efectivo en el puesto de trabajo” (Boyatzis, 1982; McClelland, 1973). En la actualidad, entendemos que una competencia puede ser definida como el conjunto de comportamientos que son instrumentales para la consecución de un desempeño exitoso en el puesto de trabajo (Bartram, 2005).

Según esta conceptualización, las organizaciones se encuentran obligadas a demandar a la Universidad el desarrollo de competencias profesionales entre sus titulados. Ésta ha reaccionado de forma efectiva a la demanda y en el marco de las diferentes convenciones europeas sobre la convergencia de la educación superior (EEES) en el año 2010 (Sorbona, 1998; Bolonia, 1999; Salamanca-Göteborg, 2001; Praga, 2001; Graz y Zürich, 2002; Berlín, 2003; Bergen, 2005) se ha desarrollado el proyecto Tuning (Tuning Education Structures in Europe, 2003).

Este proyecto define un conjunto de competencias transversales a los diferentes títulos universitarios que los estudiantes deben adquirir complementariamente a sus habilidades técnicas (ya que constituyen comportamientos críticos) con el objetivo de asegurar una respuesta eficaz a las demandas que el mundo laboral presenta.

Actualmente, nuestras universidades están haciendo frente a esta demanda mediante la implementación de diferentes iniciativas para el desarrollo de competencias transversales. El Instituto de Ingeniería del Conocimiento, en colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, lleva a cabo el Programa de Desarrollo de Competencias, dirigido a alumnos de último curso a través del Sistema eDevelop en modalidad E-Learning, (Aguado, Arranz y Valera, 2010). La realización del programa se acredita a través de tres créditos de libre configuración, equivalentes a 1ECTS.

En el presente trabajo se describen las características de dicho programa, así como los resultados obtenidos en la última edición del 2011.

El Programa de Desarrollo de Competencias (IIC-UAM) La primera edición del programa de desarrollo de competencias de la IIC-UAM se realizó en el año 2005 y hasta 2011 se han llevado a cabo 12 ediciones (los cinco primeros años en dos ediciones semestrales y los dos últimos a través de una única edición).

Con una media de 700 alumnos por año, hasta el momento han participado en el programa alrededor de 6.500 personas. Se ofrece a todos los estudiantes de último año de forma gratuita y voluntaria durante el periodo ordinario de matriculación, como una asignatura a cursar de libre configuración.

El programa consta de tres fases:

  1. Evaluación inicial y detección de necesidades formativas. Se lleva a cabo de forma on-line, mediante un cuestionario que recoge 26 competencias transversales agrupadas en torno a tres grandes grupos de competencias: instrumentales, interpersonales y sistémicas, (López et al, 2007) que se corresponden con el Informe Reflex de la ANECA. El objetivo de esta evaluación es identificar los puntos débiles del alumno con respecto a aquellas competencias que resultan clave para su empleabilidad. Tras su realización, éste recibe un informe personalizado con sus puntuaciones y una recomendación específica sobre el curso de E-Learning que le conviene realizar.
  2. Realización del curso E-Learning con apoyo del tutor. La fase formativa consiste en la realización del curso E-Learning acordado con el alumno. Los contenidos E-Learning están implementados en el sistema informatizado de desarrollo de competencias eDevelop©, propiedad del Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC, Universidad Autónoma de Madrid, www.iic.uam.es). El alumno adquiere los conocimientos de manera autónoma con la ayuda de un tutor personalizado que ejerce, fundamentalmente, las funciones de información, supervisión, apoyo y comunicación con el alumno. La duración aproximada del curso es de un mes y medio.
  3. Evaluación final y certificación. El programa de competencias finaliza con la evaluación de conocimientos a través de un cuestionario de 15 preguntas que ofrece una puntuación sobre 10. Los alumnos aptos tras esta evaluación reciben un certificado a través del cual obtienen los tres créditos de libre configuración.

El Sistema e-Develop como Herramienta de Desarrollo. Merece la pena detenerse en el sistema e-Develop, la herramienta diseñada específicamente por el IIC para el desarrollo de competencias en un entorno E-Learning de aprendizaje. E-Develop es el resultado de la labor de investigación y desarrollo en el ámbito de la formación profesional que el Instituto de Ingeniería del Conocimiento viene realizando desde 1996.

Además, es un completo programa para el desarrollo de competencias profesionales que utiliza diferentes metodologías de aprendizaje aplicadas al contexto organizativo, de manera que cubren un amplio espectro de las competencias y habilidades que son utilizadas por las organizaciones como descriptores del alto rendimiento profesional. De esta manera, el principal objetivo de e-Develop es desarrollar, mediante un entorno de aprendizaje informatizado y autogestionado, las habilidades fundamentales que definen en las organizaciones la competencia de sus profesionales.

E-Develop se compone de una estructura básica o arquitectura software encargada de realizar las funciones propias de la herramienta, a la que se agregan de forma modular los cursos E-Learning sobre competencias. En concreto, en el programa de competencias de la UAM los contenidos de los cursos son:

– Trabajo en equipo.

– Comunicación.

– Habilidades de Autogestión.

– Negociación.

– Superación de resultados.

Estructura y objetivos. El sistema se estructura en tres módulos que responden a tres objetivos claramente diferenciados:

– Módulo de Descripción:

El objeto fundamental de este primer módulo es transmitir al alumno la relevancia que para su desempeño profesional tiene desarrollar la competencia en cuestión y, por tanto, motivarle de cara a la dedicación y ejecución del curso.

– Módulo de Adquisición:

En el segundo módulo, el objetivo es la transmisión del grueso de contenidos relativos a la competencia, junto a la realización de casos prácticos relacionados con su entorno profesional. Al finalizar este módulo el alumno será capaz de identificar aquellos comportamientos apropiados para los diferentes contextos y situaciones de su desempeño profesional. Además, contará con las estrategias necesarias para llevarlos a la práctica.

– Módulo de Herramientas:

Finalmente, este módulo está compuesto por herramientas de apoyo al alumno que le permiten aclarar dudas frecuentes y ampliar información y relacionarse con otros alumnos a través del foro de discusión. Además, ofrece un catálogo de herramientas de búsqueda de información relacionada con los contenidos del programa (glosario, preguntas frecuentes, enlaces web, etc.).

Metodología. La metodología utilizada en e-Develop se basa en la adaptación y ajuste del material didáctico a los requerimientos y exigencias del propio entorno de aprendizaje empleado.

El diseño instruccional se ajusta a la teoría de la ACT (Adaptive Control of Thought: Control Adaptativo del Pensamiento) de Anderson (1983, 1985), según la cual el proceso de aprendizaje ocurre a través de una serie de estadios semejantes a la arquitectura cognitiva de la memoria.

En primer lugar, la persona adquiere el conocimiento declarativo sobre un comportamiento o habilidad. Luego, almacena e integra esta información con el conocimiento procedimental para pasar de saber “qué” a “cómo” hacer las cosas. La última fase del aprendizaje sería la asimilación y automatización de conceptos y procedimientos a través de estrategias como la práctica, la reflexión, etc., que aseguran la transferencia de lo aprendido a la realidad.

Además, atendiendo a las especiales demandas que exige la metodología E-Learning al alumno, todo el proceso descrito ha de estar acompañado por la figura de un tutor que guíe, apoye y facilite el aprendizaje.

Para cubrir los anteriores objetivos de aprendizaje e-Develop presenta una gran variedad de actividades de aprendizaje que persiguen, dependiendo del momento y del material didáctico, diferentes objetivos. Estos son algunos ejemplos:

  • Observación de fenómenos. Ejercicios de registro de datos, auto-informes, cuestionarios, etc.
  • Comparación y análisis de datos. Actividades de emparejamiento, tablas comparativas, lectura y consulta de documentación, etc.
  • Síntesis de conceptos. Resúmenes, esquemas y gráficos.
  • Retención de información. Asociación de palabras, imágenes, personajes o roles, etc.
  • Interpretación de fenómenos. Ejercicios de argumentación, historietas, metáforas y actividades para la anticipación de consecuencias.
  • Transferencia de habilidades. Actividades de auto-reflexión, ejercicios de generalización, etc.
  • Modelado. Presentación de un procedimiento completo para que los alumnos lo observen e imiten.
  • Articulación de situaciones. Ejercicios en los que se solicita al alumno que exprese sus propios conocimientos, pensamientos, situaciones, dificultades, etc.
  • Valoración del aprendizaje. Ejercicios de respuesta abierta o cerrada a preguntas con retroalimentación inmediata.

Resultados. En la edición 2011 del Programa de Desarrollo de Competencias en alumnos de último curso de la UAM se realizó una evaluación del nivel de conocimientos antes y después del programa como medida esencial de rendimiento.

Para ello se administró un cuestionario inicial de 15 preguntas referidas a los contenidos del curso para estimar el punto de partida de los alumnos. Al finalizar el programa se pasó este mismo cuestionario, en una versión paralela, para evaluar el nivel de conocimientos adquiridos.

En el siguiente gráfico se representan los resultados de 347 alumnos evaluados antes y después acerca de los contenidos de los cinco cursos arriba mencionados. Los valores presentados se refieren a la media del grupo por curso sobre una puntuación máxima de 10.

Encontramos que todas las diferencias son estadísticamente significativas en la dirección deseada, excepto en el caso del curso de Negociación, lo que atribuimos a la escasa muestra, dado que sólo 13 alumnos fueron evaluados en esta competencia. En general, los resultados indican que el nivel de conocimientos de los alumnos, con mayor o menor diferencia, mejora como consecuencia de la realización del curso.

Conviene señalar que, a pesar de lo comentado, encontramos diferencias importantes entre las medias obtenidas en los diferentes cursos; esto ocurre en los casos de Trabajo en Equipo y Negociación, donde las medias finales obtenidas fueron 4,5 y 4,4, respectivamente.

Posiblemente, estos resultados sean debidos al contenido de determinados ítems del cuestionario que les hace ser poco discriminativos. Por ello, a pesar de haber observado en general una tendencia positiva en las puntuaciones, en el futuro sería necesario realizar un análisis exhaustivo del contenido de los ítems de ambos cuestionarios, de cara a poder obtener medidas más representativas del nivel de aprendizaje de los alumnos.

Desafíos actuales. Es innegable que la Universidad no es ajena a las demandas del nuevo mercado laboral en el ámbito del desarrollo de competencias trasversales. De manera progresiva, cada vez son más las universidades que se esfuerzan por diseñar e implementar programas formativos que, de forma complementaria, cubran el actual vacío entre las habilidades de los recién licenciados y las exigencias del entorno profesional. No obstante, todavía queda un largo camino por recorrer hasta lograr estrechar la distancia entre la Universidad y la empresa.

Los agentes implicados en este cambio son necesariamente ambas entidades, y los intentos de acercamiento deberían estar encaminados a lograr dos objetivos fundamentales:

En primer lugar, lo que resulta prioritario en este momento es lograr el máximo entendimiento entre Universidad y empresa, con el fin de explorar y definir en profundidad las necesidades recíprocas. Por un lado, resulta imprescindible, de cara al diseño de acciones formativas efectivas, saber con exactitud cuáles son las competencias más demandadas en el entorno profesional. Más aún, resultaría muy útil establecer qué competencias son las responsables de un desempeño efectivo para determinadas profesiones y niveles en función de las exigencias de los distintos puestos de trabajo. De esta forma, la Universidad podría incluir en sus planes formativos acciones específicamente diseñadas para desarrollar las habilidades más relevantes de una profesión concreta.

Derivado de lo anterior, los esfuerzos en el futuro deberían estar encaminados a capacitar a los alumnos universitarios a desempeñar con éxito una profesión concreta, de manera que esto mejore sus expectativas de inserción laboral. En este sentido, la formación en competencias tendría que dejar de ser sólo cosa de algunas universidades e instaurarse definitivamente como una acción complementaria para todas las titulaciones, con el fin de mejorar la empleabilidad de los alumnos.

Referencias bibliográficas:

Aguado, D., Arranz, V. y Valera, A. (2010). Desarrollo de la competencia transversal trabajo en equipo mediante contenidos elearning: una ayuda para la inserción laboral. Relada 4 (2), 104-111.

Anderson, J. R. 1983. The architecture of cognition. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Anderson, J. R. 1985. Learning and memory: An integrated approach. New York: Wiley.

Arranz, V., Aguado, D. y Lucía, B. (2008). La influencia del tutor en el seguimiento de programas eLearning. Estudio de acciones en un caso práctico. Revista de Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, 24 (1), 5-23.

Bartram, D. (2005). The Great Eight Competencies: A criterion-centric approach to validation. Journal of applied psychology 90 (6), 1185-1203.

Boyatzis, R. (1982). The competent manager. New York: Wiley.

Chen, G., Donahue, L. M. y Klimoski R. J. (2004). Training undergraduates to work in organizational teams. Academy of Management Learning and Education, 3(1), 27-40.

López, B., Aguado, D., Arranz, V., Lucía, B. & Ponte. G. (2007). Competencias transversales para la inserción laboral de los universitarios. Poster presented at the X Congreso Nacional de Psicología Social, 26-28 de septiembre. Cádiz, España.

McClelland, D. C. (1973). Testing for competence rather than for intelligence. American Psychologists 28, 1-14.

Nybo, G. (2004). Personnel development for dissolving jobs: towards a competency-based approach? International Journal of Human Resource Management 15 (3), 549-564.

Spencer L. M. y Spencer, S M. (1993). Competence at work, models for superior performance. New Cork: Wiley.

Stevens, M. A., y Campion, M. J. (1994). The knowledge, skill, and ability requirements for teamwork: Implications for human resource management. Journal of Management, 20: 503–530.

Referencias electrónicas:

Informe ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación). http://www.aneca.es/var/media/151851/informes_reflex_estudiantes.pdf

OIT. Organización Internacional del Trabajo. Recomendación 195 sobre el desarrollo de los recursos humanos: educación, formación y aprendizaje permanente http://www.ilo.org/ilolex/cgi-lex/convds.pl?R195

Ministerio de Educación y Ciencia: «Catálogo nacional de cualificaciones profesionales». http://www.educacion.gob.es/educa/incual/ice_catalogoWeb.html

«Informe del Encuentro sobre Empleabilidad» organizado por FUNDIPE. www.educacion.es/…/InformeFinanciaciondelSistemaUniversitarioesp.pdf

Últimos artículos

Ver todos los artículos »