23 April, 2012

Se busca Community Learning Manager

El nacimiento y desarrollo de las web 2.0 ha puesto de manifiesto nuevas necesidades en lo que a E-learning se refiere. Actualmente, la formación es totalmente colaborativa y en el caso de la formación on line estos cambios han contribuido a la creación de espacios y Comunidades de Aprendizaje en los que los alumnos se vuelven responsables de su propia instrucción y los profesores son los encargados de abrir, crear y mantener debates sobre las materias a enseñar.

Beatriz Velasco García

Telefonica Learning Services

El E-learning se alza hoy en primera línea de las estrategias de formación de las grandes compañías y, por tanto, es nuestra responsabilidad como profesionales de la formación seguir de cerca su evolución, contribuir a su desarrollo y manifestar el gran potencial que tiene en el futuro más cercano.

En los últimos tiempos, Telefónica Learning Services viene desarrollando una metodología propia en lo que se refiere a la formación online y sus profesores.  La función de éstos es esencial, ya que son los encargados de guiar a los alumnos en estas Comunidades de Aprendizaje. Son los responsables de gestionar y dirigir los debates, alentar la participación y crear la confianza dentro de éstas.

Actualmente, el alumno tiene la posibilidad de realizar una fase de autoestudio centrada en los contenidos multimedia y alejada del discurso o la clase magistral, si bien el aprendizaje depende mucho de la propia persona, que siempre ha de sentirse apoyada por los tutores, y al final es ella la que decide la metodología que mejor se adapta a sus circunstancias.

Los profesores ofrecen una guía, resuelven dudas, corrigen errores de entendimiento, responden preguntas, redirigen y afianzan conocimientos. Se trata de ir más allá de los contenidos multimedia. Los nuevos docentes se encargan de subrayar los conceptos más importantes, aportando valor al curso gracias a su experiencia práctica y dando claves de actuación a los alumnos. El nuevo profesor no es la persona que educa, sino el profesional experto que ofrece su propia experiencia.

Escuela de Inglés: ejemplo de dinamización de una Comunidad de E-learning Corporativa. Hoy día, los docentes, apoyados en las muchas funcionalidades de las plataformas E-learning, asumen muy diferentes tareas para dinamizar estas nuevas Comunidades de Aprendizaje. En 2010, lanzamos nuestra propia Escuela de Inglés basada en la forma de aprender 2.0. Se trata de una academia de inglés virtual ofrecida a todos los empleados de Telefónica que ofrece formación con dos enfoques. Por un lado, cursos reglados con itinerarios formativos cerrados; por otro, cientos de recursos con los que mejorar las distintas habilidades que tiene un idioma puestos a disposición de los alumnos.

A modo de mediateca, la Escuela cuenta con profesionales nativos que preparan ejercicios, vídeos, lecturas… Y con los que los alumnos pueden mejorar competencias como listening y reading. Además, gracias a los Blogs que dinamizan los profesores, los estudiantes pueden practicar también la competencia de writing.

La idea es que los empleados puedan practicar y aprender inglés cómodamente, sin horarios. Ellos deciden cuándo, cómo y dónde, pero sin sentirse abandonados, ya que están en comunicación con los tutores gracias a los Blogs y a las Aulas Virtuales.

La Escuela prepara clases de conversación virtuales todas las semanas, organizadas por niveles, para practicar speaking, que gracias a esta metodología se convierte en algo ameno, cómodo y fácil.

Junto a estos recursos, la Escuela dispone de una “cafetería”, a modo de punto de encuentro, donde los estudiantes pueden continuar sus prácticas del idioma, lanzar dudas y sugerencias, e interactuar con otros compañeros como si de una academia presencial se tratase.

Mantener una permanente comunicación con los alumnos y facilitar al máximo el aprendizaje son algunas de las condiciones indispensables para que el E-learning sea un éxito. Los tutores han de encargarse de escuchar y participar en las conversaciones que se crean en estas Comunidades. Lo que es más, han de ser capaces de animar a los alumnos a participar en las dinámicas de los cursos gracias a las herramientas de comunicación de las que disponen las plataformas.

Profesor 2.0: Community Learning Manager. Como venimos diciendo, el tutor tiene un papel primordial en la dinamización de las Comunidades porque ha de motivar a sus alumnos pero… ¿Cómo ha de hacerlo?

Además de los contenidos formales que han de tener los cursos, los nuevos e-Tutores han de proporcionar a los alumnos fuentes externas de información. Los foros y blogs han de ser alimentados con buenos recursos, links, materias de debate…

María de Ancos, responsable de la Escuela de Inglés de TLS, apunta que parte del éxito de las Aulas Virtuales de Conversación son los temas que se tratan: “elegimos noticias de actualidad, curiosas, económicas… En la variedad está el gusto y es muy importante mantener el interés de los alumnos”.

Últimamente se habla de la labor esencial de los Community Learning Managers en las empresas. En el caso de las Comunidades de Aprendizaje, el tutor se ha de convertir en uno de ellos. “Nuestros profesores valoran positivamente las aportaciones de sus estudiantes, es la manera de alentar su participación y realmente, se consiguen resultados excelentes” apunta María.

También desde septiembre de 2010, Telefónica Learning Services se encarga de dinamizar la plataforma de apoyo escolar de Movistar, Aula 365. María Fernández, responsable del proyecto, explica que “los tutores resuelven las dudas tratando siempre de promover que los niños continúen navegando por la red y aprendan a encontrar las respuestas ellos mismos” Apunta que “a su vez les anima a que participen en la resolución de otros problemas con un sistema de premios”.

Además, en esta comunidad hay que tener en cuenta que se trata con niños y, por tanto, ha de ser un entorno totalmente moderado: “No hay ningún contenido publicado que previamente no haya sido revisado y validado por profesionales”. La Comunidad dispone además de un blog escolar de temas educativos e información general vinculado a efemérides o noticias de actualidad para generar el intercambio de opiniones entre los usuarios del portal.

Pero, sin desviarnos de nuestro tema principal, los proyectos de formación de adultos, no podemos olvidar el papel que juegan las redes sociales como Twitter o Facebook en nuestras vidas. En ellas se están creando comunidades y conversaciones alternativas a las de los cursos oficiales en las que los alumnos interactúan, comentan, y valoran la formación que reciben.

El tutor, en estos casos ha de estar también pendiente de dichos debates si quiere satisfacer las necesidades formativas que se puedan generar y, así, mejorar el aprendizaje de sus alumnos. El profesor, como el Community Manager, ha de ir donde está la conversación.

La formación en NTIC de los profesores. Otro punto clave en este proceso de cambio en la formación son los maestros. Al margen de la formación corporativa, en TLS conocemos la importancia de formar en TIC a los profesores tradicionales y tenemos experiencia como oficina técnica del proyecto “Creación de contenidos para la formación de docentes en la aplicación didáctica de las TIC” impulsado por Red.es, el ITE y todas las CC.AA.

Se trata de un proyecto en el que se forma a los profesores para que sepan qué herramientas tecnológicas pueden ser útiles en las aulas y cómo pueden extraer el máximo provecho a los recursos que nos ofrece Internet. Por ejemplo, Google Docs se puede usar como recurso didáctico en clase de Literatura, Youtube en las clases de Idiomas, Geografía… o Slideshare para aprender a presentar. Además, muchas aulas ya se están dotando de Pizarras Digitales o PC´s tablets para los alumnos, por lo que la formación de los profesores en estos nuevos dispositivos y sus usos es esencial.

La formación en TIC que ofrecemos a estos profesores es on line y se divide en distintas etapas: Una primera, en la que se presentan diferentes propuestas didácticas con ejemplos basados en contenidos curriculares concretos, donde se aprende de forma constructivista cómo aplicar los recursos TIC en el aula.

En una segunda fase, se desarrolla el concepto de una inteligencia colaborativa mediante la creación de un espacio de trabajo donde poder compartir e intercambiar las experiencias docentes. Por último, los alumnos, en este caso docentes, deben elaborar un proyecto en el que diseñen una propuesta didáctica propia aplicando los conocimientos adquiridos durante la formación.

Los tutores que forman a docentes también han de motivar al alumno igualmente, utilizando herramientas de comunicación y dinamización, como foros y chats. En este caso suelen hacerlo enviando mails, participando en los foros, aconsejando webs, links y recursos prácticos, donde los profesores pueden ver cómo otros docentes ya usan los recursos tecnológicos con éxito en sus aulas. Esto les anima a intercambiar sus experiencias.

Es importante personalizar la comunicación con cada alumno-profesor, y así adaptarse a las diferentes necesidades de aprendizaje de estos docentes, que en ocasiones no están muy por la labor de reciclar sus conocimientos en este aspecto.

En conclusión: las nuevas aplicaciones, dispositivos, forma de entender Internet y la información que de ella nos llega han transformado la educación en colaborativa y bidireccional. El tutor debe ser capar de escuchar y alentar a los alumnos a que aporten conocimientos, experiencias, que pregunten, disfruten y formen parte de su propio aprendizaje. Y un mensaje a los profesores: ¡Atentos! Las clases magistrales no son ya propiedad exclusiva del tutor frente a su audiencia. El público, en este caso, los alumnos, ya son dueños de su formación ¿Estamos preparados?

Últimos artículos

Ver todos los artículos »